Empápate de su temática y contenido

En el caso de que estés escribiendo para un blog ajeno, es importante que descubras qué te está aportando esa página web.

Ya sea para no repetirte en algunas definiciones o términos como para no reincidir en aspectos concretos del mismo tema, es esencial que sepas el contenido que aporta a los visitantes del blog.

Es más, si no tienes ningún conocimiento sobre su temática y contenido, te puede ayudar a inspirarte para escribir los textos y encontrar la información que buscas para complementar tu contenido con mayor exactitud.

Haz referencia a contenido previo

A los visitantes curiosos les atrapa seguir sabiendo más. Enlazar a otro contenido del mismo blog (siempre que sea posible) ayuda a que su visita sea más entretenida y duradera.

Puedes evitar repetirte en definiciones que ya se habían realizado en entradas anteriores o hacer comparativas con post de años atrás, para ver cómo ha ido evolucionando el ámbito del que trate tu texto.

En cualquier caso es muy agradable ver enlaces en los textos de los blogs, sobre todo si no es tuyo.