Que el texto responda a la pregunta principal

O satisfaga al lector, por lo menos. Cuando creamos entradas en nuestros blogs es para dar solución a un problema, o respuesta a una pregunta. Todo lo demás es texto innecesario si no tratamos una vertiente artística.

Sí, a veces nos gusta hacernos los remolones y párrafos que no aportan nada en especial, pero a veces la razón es tan simple como generar una actitud en el lector que ayude a terminar nuestro fantástico texto.

Que tu texto dirija al lector a acabar sabiendo más del tema del que trata y que, para posteriores consultas, sepa que tu sitio web es de confianza al aportarle información óptima para resolver sus dudas, es tu objetivo final.

La redacción de artículos SEO para blog no suele ser tan sencilla como lo parece. Si no te sientes preparado, prefieres aprovechar tu tiempo en otras actividades o te da pereza, deja que lo hagamos nosotros por ti.

Y tú ¿cómo escribirías textos para un blog?